Boda en Santa Maria – Sestao Palacio Torre de Arriaga

A Jennifer la conocí a través de Instagram… Empezó a seguir mis fotografías y me mandó un mensaje… Recuerdo algo parecido a esto “me encantan tus fotografías y si algún día me caso me gustaría que fueses tú mi fotógrafo”… Ahí quedó todo… Pero un año después me dijo que tenía fecha y que quería venir al estudio con su novio Alex, conocerme y contratar la boda con nuestro estudio

A Jennifer la conocí a través de Instagram… Empezó a seguir mis fotografías y me mandó un mensaje… Recuerdo algo parecido a esto “me encantan tus fotografías y si algún día me caso me gustaría que fueses tú mi fotógrafo”… Ahí quedó todo… Pero un año después me dijo que tenía fecha y que quería venir al estudio con su novio Alex, conocerme y contratar la boda con nuestro estudio.

Hay historias que empiezan de una forma preciosa, esta la recuerdo así… Y obviamente el día de su boda el recuerdo que me queda una pasada es también espectacular… Fue una boda especial por muchos motivos, los novios, su historia, su hijo Ekaitz y alguna sorpresa más que queda entre los novios y yo 🙂

Cuantas veces os hemos comentado que nos encanta hacer bodas teniendo ese puntito o feeling de buen rollo con vosotros. Aquí derrochamos buen rollo y colegeo por todos los lados, y esa informalidad y falta de encorsetamiento y comodidad la vemos reflejadas en todas las fotos. Los novios estaban super contentos y emocionados, me sorprendió en esa faceta especialmente Alex, ya que hasta entonces le había visto más tímido o distante. Ese día lo dio todo y le vi sonreir en todo momento… Comentando con ellos días después cuando hicimos el reportaje de novios me comentaban las mismas sensaciones, que salió todo redondo, que estuvieron super a gusto en todo momento….

Los novios hicieron sus preparativos en Barakaldo, en la casa de los padres de Alex, y Sestao, en la recién reformada casa de los novios 🙂 Además la Iglesia, Santa Maria en Sestao, estaba a tan sólo unos pocos minutos de donde se vestía la novia, lo cual hizo todo aún más llevadero y sencillo.

Después de la ceremonia fuimos al Palacio Torre de Arriaga, en Erandio, donde pasamos el resto de la velada 🙂

Para la sesión de pareja optamos por parajes naturales, empezar en el bosque para acabar en la cima de la montaña con vistas espectaculares y un bonito atardecer.

Esperamos que os gusten nuestras pequeña selección de fotos para narrar la historia y vuestras opiniones 🙂

Fotógrafos de boda Bilbao / Reportaje novios Bizkaia / Fotógrafos de boda Vizcaya / Fotógrafos de boda Durango / Fotógrafos de boda Gipuzkoa / Reportaje novios Guipúzcoa / Fotógrafos de boda Alava / Reportaje novios Araba